Crean la pintura más blanca conocida, que enfría edificios con luz solar intensa.

 In BRIQUETAS para barbacoas BBQ, PELLET Para agua caliente o calor, Pellet para cama de caballos y animales domésticos, Sociedad, sostenibilidad

Se trata de un invento de científicos de la Universidad de Purdue que podría permitir que se redujera drásticamente el uso de sistemas de aire acondicionado en todo el mundo.

27/10/2020 RUBÉN RODRÍGUEZ. El Confidencial

Foto: Crean la pintura más blanca conocida que enfría edificios con luz solar intensa. (Pixabay)

El calentamiento global es una de las grandes preocupaciones de los científicos de medio mundo. Los expertos tratan de buscar maneras de conseguir enfriar el planeta, con el objetivo de evitar que el aumento gradual de las temperaturas a lo largo de los años dé lugar al tan temido deshielo de los polos y, con ello, al aumento progresivo del nivel del mar que puede incluso llegar a sepultar algunas localizaciones a lo largo del planeta. Por ello, la creación de un equipo de investigadores de la Universidad de Purdue (Indiana, EEUU) es realmente increíble: una de las pinturas más blancas nunca antes inventadas y que sirve para bajar la temperatura.

Este equipo de investigadores ha conseguido crear una pintura ultrablanca que es capaz de reflejar el 95,5% de la luz solar que llega hasta su superficie. Gracias a esta increíble propiedad, el efecto que en realidad se está consiguiendo es bajar la temperatura de todo aquel elemento que se encuentra recubierto por este pigmento. O, dicho de otra manera, todo aquello que está pintado con este nuevo color termina por contar con una temperatura muy inferior a la del resto del entorno que le rodea. Una idea basada en el enfriamiento radiativo que podría tener su aplicación para bajar la temperatura del planeta.

En un estudio publicado en la revista ‘Cell Resports Physical Science’, el equipo liderado por Xiulin Ruan llevó a cabo una prueba de campo que duró dos días. Para ello, pintaron dos cuadrados de metacrilato de color blanco, uno con una pintura comercial al uso y otro con la diseñada por ellos. Después de 48 horas sometidos a la temperatura ambiente, los científicos llegaron a la conclusión de que, en el momento en el que el sol estaba en su punto más alto en el cielo, la superficie cubierta con la nueva pintura tenía 1,7 °C menos que los objetos circundantes; cuando llegó la noche, su temperatura fue de 10°C menos de la que había en el exterior.

Otra de las pruebas que llevaron acabo consistió en que este primer cuadrado pintado con pigmento comercial se le pintó una letra P con el nuevo pigmento. Tras hacer las pertinentes pruebas a temperatura ambiente, la cámara infrarroja utilizada para medir las temperaturas demostraba que esa letra -correspondiente a Purdue- tenía una temperatura muy inferior a la del resto de la pintura que la rodeaba. Gracias a estas pruebas, los científicos creen que contar con una pintura similar a ésta en edificios puede ser beneficioso para luchar contra el calentamiento del planeta.

«Desarrollar una solución de enfriamiento radiativo en el medio ambiente de forrma conveniente a través de una pintura de partículas de una sola capa y de alta confiabilidad es nuestra prioridad. Esto es fundamental para la amplia aplicación del enfriamiento radiativo y para aliviar el efecto del calentamiento global«, explica el autor principal, el profesor Xiulin Ruan, de la Universidad de Purdue, a través de un comunicado.

Pensemos en una tienda, en un centro comercial o en un almacén donde deben guardarse productos frescos. En todos los casos, cuando llegan las altas temperaturas del verano, es necesario contar con gran cantidad de aire acondicionado para mantener una temperatura ambiente estable. Sin embargo, si estos edificios contaran con una pintura similar a esta, la temperatura ambiente con la que podría encontrar en su interior sería mucho más baja y, por ende, reduciría en la cantidad de dispositivos de enfriamiento que tendríamos que utilizar y, por ende, las emisiones de hidrofluorocarbonos, dióxido de carbono y carbono negro que contribuyen al aumento de las temperaturas de la Tierra.

«Nuestra pintura es compatible con el proceso de fabricación de pintura comercial y su precio puede ser comparable a estos pigmentos o incluso menor. La clave es garantizar la confiabilidad de la pintura para que sea viable en aplicaciones exteriores a largo plazo», explica Ruan.

De momento, el equipo científico comandado por Ruan ha sido capaz de diseñar una pintura que consigue reducir la cantidad de calor del elemento pintado con este pigmento. Ahora, sus siguientes investigaciones están enfocadas a dotar a la pintura mayor estabilidad ante los efectos de la luz ultravioleta, el polvo, el agua o el detergente. El objetivo no es otro más que confirmar que esta pintura puede ser un producto de futuro que sustituya a los actuales pigmentos y, con ello, ayudar a combatir el cambio climático.

Recent Posts

Dejar un comentario

0

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar